I

Yo soy el ciudadano promedio

cuando las noches son tibias

como un revolver que acaba de abrir fuego

y las grietas del techo

forman el mapa de la asfixia

 

Yo soy el ciudadano promedio

y le tengo más miedo

al hambre que al fracaso.

Soy los nudillos que golpean los cristales de los seven eleven

a las cuatro de la mañana

la sensación de vacío después de coger con desconocidos

 

Escucho el iPod en shuffle porque no me atrevo a controlar nada

 

Mis padres me enseñaron a no conformarme con ser un perdedor

Mis padres me enseñaron                              a ser un buen perdedor

 

Yo soy el ciudadano promedio y le tengo miedo a los perros

que se arrojan contra las rejas de los zaguanes

al escuchar mis pasos

 

Tengo gingivitis y tengo

doscientos éxitos de los Beatles en formato mp3

 

Soy el ciudadano promedio

y me siento sospechoso en los bancos

y los aeropuertos.

 

La casa en la que crecí ahora es una sucursal de Starbucks

 

Corro al cruzar las calles

obtengo placer de imaginar a mis padres

llorando mi muerte.
Yo soy el ciudadano promedio y tengo un montón de vidas ficticias

para contarle a los taxistas

olfateo los calcetines después de usarlos

 

Algo tengo de justificante médico

algo

de mono lanzado al espacio.

 

Yo soy el ciudadano promedio

y no tengo salida de emergencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s